Adquirí unos cuantos libros gracias a FreeCycle y, aunque sí leí la mayor parte de ellos, admito que los que parecían más aburridos, permanecieron sin abrir en el fondo de la estantería.

Meses más tarde, uno de tales libros olvidados me llamó la atención en un intento de limpieza. Me dí cuenta de que era un diario manuscrito, titulado simplemente ” Anathemas”. Lo primero que pensé fue que éste podría ser el diario de la persona que me había dado los libros. Así que pensé que lo correcto sería ponerme en contacto con a la persona y devolverle su diario.

Sin embargo hacía tiempo que había perdido la dirección del generoso freecycler y no tenía manera de llevar el manuscrito a su dueño original. Luego pensé que la persona de freecycle pudo no haber sido el dueño original ni el autor de tal diario. No tenía ninguna manera de contactarle así que no pude saber esto.

Pero puesto que él había demostrado tan poco apego por el diario, decidí que era posible que esta persona hubiera a su vez heredado el diario.

En todo caso, comencé a leer el diario y lo encontré tan fascinante que decidí compartir su contenido en vez de guardarlo y disfrutarlo yo sola.

Así que aquí está, y pegaré el contenido del diario desconocido aquí mientras lo leo.